GEO-Aventura-Resort-7

Monterrey está despampanante, basta darse una vueltecita por sus alrededores y explorar sus cañones bañados de cascadas y sus paisajes montañosos. Por eso te damos siete razones para realizar un viaje increiblemente regio.

Lo más divertido del Parque Fundidora
Iniciamos nuestro recorrido en la capital de Nuevo León, Monterrey. Aquí se localiza uno de los iconos de la ciudad, el Parque Fundidora, una antigua siderúrgica, que ahora se ha transformado en un espacio de diversión, cultura y entretenimiento.

En su Museo del Acero Horno 3, los visitantes conocerán todo acerca de la industria. Puede sonar aburrido para muchos, pero es todo lo contrario: en el Show del Horno recrean el funcionamiento de las enormes maquinarias. En el sitio existe una atracción para los más aventados: el Canopy h3, un circuito de tirolesas, rapel y un puente colgante en la parte más alta del horno, a setenta metros de altura. Además, en el parque inicia el Paseo Santa Lucía, un canal de 2.5 kilómetros de largo y que llega hasta la Explanada de los Héroes. Recórrelo a bordo de una embarcación para saber el significado de sus 24 fuentes.

 

Parque Fundidora. Foto: El Universal.

Parque Fundidora.

 

Santiago, Pueblo Mágico
Ubicado aproximadamente a media hora de la capital regia, este Pueblo Mágico destaca por su tranquilidad. La Plaza Ocampo es el centro de todo. A un costado, el Museo de Historia y la Iglesia de Santiago Apóstol, con una torre al estilo colonial y la otra con tintes romanos, son sus puntos destacados. Los aventureros se sentirán atraídos por sus historias de tesoros enterrados y leyendas de revolucionarios.

A tres kilómetros de distancia se localiza la Presa de la Boca, donde se pueden rentar motos acuáticas, disfrutar de paseos en lancha o practicar la pesca deportiva. A la orilla del sitio hay restaurantitos con menús que incluyen platillos con pescados y mariscos.

Sobre la carretera, un poco antes de llegar a Santiago, está el Merendero Tino, famoso por su machaca y los guisados de puerco. En el parador de Los Cavazos se pueden comprar artesanías como muebles y artículos para el hogar.

Santiago, pueblo mágico.

Santiago, pueblo mágico. Foto: El Universal.

Cascadas y saltos en Matacanes
A pocos kilómetros de Villa de Santiago encuentras el Parque Nacional Cola de Caballo, famoso por la cascada del mismo nombre, con 25 metros de altura. Es un sitio en donde las familias suelen hacer días de campo en la zona de asadores.

A la entrada está el Hotel Hacienda Cola de Caballo y ahí se instaló una atracción no apta para miedosos: un bungee con más de setenta metros de altura. El gusto por lanzarse al vacío tiene un costo de cuatrocientos pesos. Para los de ánimo más tranquilo, en el corredor que lleva a la cascada venden souvenirs como joyería y ropa. Si te quedaste con la cosquillita de vivir una aventura, aunque sea un poco menos extrema, también puedes soltar adrenalina durante el recorrido de tirolesas, que tiene una duración de dos horas y un costo aproximado de cuatrocientos pesos por persona. La entrada al parque es de cincuenta pesos.

La Cola de Caballo queda de paso para enfrentarse a un verdadero reto con la naturaleza: Matacanes, un gran escenario para practicar el cañonismo; son saltos a metros de altura sobre cascadas, nado en cuevas y pozas de agua color turquesa. Un recorrido increiblemente regio posicionado a nivel internacional como uno de los mejores cañones acuaticos. El recorrido inicia en Potrero Redondo, a más de dos horas de camino de terracería. Advertimos que una vez iniciado el camino, no hay vuelta atrás, así que piénsalo muy bien antes de lanzarte en esta travesía que seguramente traerá satisfacciones y mucha diversión. Presta atención a las instrucciones del guía para caer como se debe al agua. Requieres de una condición física aceptable. El precio por persona es entre mil 500 y mil 500 pesos.

Matacanes.

Matacanes. Foto: El Universal.

 

Grutas majestuosas
A una hora, al norte de Monterrey, en la zona semidesértica del estado, Las Grutas de García te dejan con la boca abierta y el ojo cuadrado y es otro de nuestros destinos increiblemente regio.

Para entrar hay que subir por medio de un teleférico (noventa pesos por persona). La otra opción es hacerlo a pie: sólo son setecientos escalones.

Esta maravilla natural tiene un museo que explica cómo se originaron estas formaciones. El recorrido dentro de las grutas dura aproximadamente una hora e incluye un paseo por los diferentes salones donde la imaginación ayuda a encontrar figuras fantásticas las cuales sin duda son increiblemente regio.

Cerca de ahí puedes visitar el casco histórico del poblado de García y disfrutar de una comida típica, con tortillas hechas a mano y salsa molcajeteada, en el restaurante Icamole, en la plaza principal. Una de sus sabrosísimas tradiciones es el pan horneado con leña.

Grutas de García.

Grutas de García. Foto: El Universal.

Vuelo en globo
La salida es por la mañana, muy temprano. La cita es en Montemorelos, a una hora de Monterrey, a las seis en punto. Los participantes observan cómo se inflan los aerostáticos que volarán sobre la zona citrícola. Las huertas, las montañas y los ranchos ganaderos son parte del paisaje.

El paseo dura aproximadamente cuarenta minutos. Al descender se hace un brindis con vino espumoso (una tradición que celebra el éxito de la travesía) y los participantes se trasladan al punto de inicio en vehículos 4×4.

Se recomienda hacer reservación un par de semanas antes. Estos paseos son ideales para pedidas de mano. Se pueden organizar paquetes especiales.

 

Vuelo en globo.

Vuelo en globo. Foto: El Universal.

 

 

 

Maravilla de paisaje al filo del precipicio
A veinte minutos de la zona metropolitana, en el municipio de Santa Catarina, el Parque Ecológico La Huasteca es ideal para correr, pasear en bicicleta, y practicar la cuatrimoto, un destino increiblemente regio. El parque lo puedes recorrer en más de tres horas y llegar hasta Santiago, Nuevo León.

Pero después de hacer la Vía Ferrata, lo demás te parecerá muy convencional. Se trata de un recorrido que te lleva a casi setecientos metros de altura, a través de algunas actividades un tanto extremas: tirolesas, escalada, escaleras empotradas en la roca y rapel. El vacío y las montañas de fisionomía abrupta te harán sentir el rey del mundo. Todo ello es muy seguro ya que llevas doble línea de vida. Un tour increiblemente regio ya que fue el primer destino en donde se construyo y realizo este tipo de recorrido en toda America latina.

Lo ideal es iniciar muy temprano, antes de que salga el sol, como entre seis y siete de la mañana. El recorrido dura aproximadamente seis horas y cuesta entre 900 y mil 200 pesos.
http://www.geoaventura.com/

Vía Ferrata.

Vía Ferrata. Foto: El Universal.

Tour de la cerveza

¿Qué tal una cerveza bien fría y un taco de cabrito? Esta es la ciudad para hacerlo realidad ya que sin duda es algo increiblemente regio. La gastronomía regia tiene como estrella este delicioso platillo, cuya preparación es todo un ritual.
El cabrito no debe tener más de 38 días de nacido ya que su alimentación debió ser sólo con leche, eso es lo que le da en parte su sabor. Además, debe de calentarse a las brasas, lento y sin condimentos, en su propio jugo. Lleva frijoles con veneno, es decir, cebolla cruda, carne de cerdo, chile y en molcajete. El restaurante más tradicional es El Rey del Cabrito o el Mercado Juárez.

Con información e imágenes de El Universal

 

Comentarios

Los comentarios están cerrados.